Planifica 2020: el año de tus sueños

Hemos dejado atrás 2019 y comenzamos 2020 cargadas de ilusión y nuevos objetivos.

Si estás deseando hacer de 2020 el año de tus sueños como emprendedora, te invitamos a escuchar el podcast o ver el vídeo en el que te ayudamos a planificar el nuevo año.

Puedes escuchar el podcast aquí:

Si prefieres ver el vídeo, puedes hacerlo aquí mismo:

¿Estás interesada en que Laia Simón Martín y Mayte F. Lurbe te acompañemos en el proceso de hacer tu negocio rentable y poder vivir de los ingresos que generes a través de él?

Te invitamos a unirte al MENTORING EMPRENDIENDO MANO CON MANO. Pincha en el botón de abajo para acceder a toda la información.

Las 3 dificultades más frecuentes a la hora de planificar y cómo superarlas.

Estás delante de tu agenda, tu planificador mensual y puede que hasta tengas abierto Google Calendar en la pantalla de tu ordenador.

Te has decidido a tomar acción porque el 2020 va ser tu año, ya no vas a volver a improvisar, tendrás un plan de acción definido para conseguir tus objetivos.

De repente te das cuenta de que no sabes qué apuntar primero, ni en qué orden ni cómo utilizar correctamente todo aquello.

Puede que decidas volver a guardarlo todo y seguir viviendo apagando fuegos como hasta ahora (total, de una manera u otra siempre has salido airosa), o puede que hayas decidido poner fin al caos y tener bien definidas las acciones que te permitirán lograr tus objetivos.

Si has optado por la segunda opción, casi seguro que te has encontrado con estas tres dificultades:

1.- No saber utilizar eficazmente la agenda

Hacer un uso eficaz de la agenda no es solo ir apuntando cosas a lo loco.

La mayor dificultad con la que te encuentras es que no sabes qué apuntar ni cómo. Mi consejo es que lo apuntes todo.

Empieza por apuntar todas las citas personales:

  • consultas médicas
  • clases extraescolares
  • quedadas con amigas
  • peluquería, manicura, spa

Después apunta las citas profesionales:

  • citas con clientes
  • formaciones

Apunta los eventos de tiempo libre y las vacaciones:

Descansar es importante. Hacer vida social, también.

2.- No saber fijar objetivos

Los objetivos no son deseos que pueden ser algo indefinido.

Márcate objetivos definidos, muy precisos y medibles tanto en cantidad como en tiempo.

Cuando tengas tu objetivo principal definido, divídelo en metas más pequeñas y apunta en qué fechas vas a conseguirlas.

3.- Ir al revés.

Se planifica partiendo del objetivo y llegando hasta el punto de partida.

Esto es como cuando preparas un viaje: tienes que saber dónde está el destino para decidir qué paradas vas a realizar y por qué medios vas a llegar.

Planificar tu campaña de ventas o tu próximo lanzamiento, es lo mismo.

Crea tu frase objetivo y haz diana en tu mensaje


Voy a confesarte un secreto: me da vergüenza leer los primeros textos que escribí para mi blog.


No hace mucho estuve revisando el contenido de mi web y me di cuenta de los fallos de principiante que tenían mis escritos. Sé que no pasa nada, todas tenemos unos inicios. Y aquí estamos, sin embargo, aprendiendo cada día con pasos firmes, seguros y siendo conscientes de que los errores forman parte del proceso que nos ayuda a crecer.


No voy a enumerar todo lo que vi en los posts porque sería demasiado largo. Pero sí que voy a hablarte de un fallo común en todos ellos: la falta de claridad en el objetivo del texto.


Un post debe tener un propósito bien definido de principio a fin. Si no es así, el resultado suele ser un escrito que aturde al lector, que termina por abandonar el texto.


Algunos de los errores frecuentes que solemos cometer son:

  • Querer dar demasiada información en proporción al número de palabras del texto.
  • Escribir sin planificar con un esquema todo lo que deseamos transmitir.
  • Irnos por las ramas dando información no relevante que enturbia las ideas importantes.
  • No tener clara la frase-objetivo del texto, el más común de todos,

Como he comentado antes, es necesario que un texto tenga una meta clara que nos guíe a la hora de redactar. Se trata de la frase-objetivo.


Esta frase es el resultado de una reflexión necesaria que debemos hacer antes de ponernos a escribir.

¿Qué idea precisa queremos que llegue a nuestros lectores?

¿Y qué tiene esto de difícil?

Pues te contestaré que, si eres capaz de responder a esa pregunta con una frase que no tenga más de 20-30 palabras, nada.

El problema está cuando, al hacernos esta cuestión antes de ponernos a escribir, nos cuesta definir esa idea principal. Si esta es tu situación, mi propuesta para ti es la siguiente:


➡️ Antes de ponerte a redactar o incluso a hacer el esquema de tu post, invierte todo el tiempo que sea necesario para crear tu frase-objetivo.

➡️ Revisa, en cada frase, párrafo o incluso leyendo el texto de arriba a bajo, si está presenten.

➡️ Comparte el texto con tus compañeras de emprendimiento e invítalas a que adivinen cuál es la frase-objetivo de tu escrito.


Y esto último es lo que voy a hacer yo. ¿Cuál crees que es la frase objetivo de este texto?

Laia Simón Martín, Co-directora en Emprendiendo Mano con Mano

Ahorra hasta 2 horas de trabajo planificando tus posts

✨¿Cuántas veces te has sentido desesperada cuando has agendado 2 horas para escribir un post y pasado ese tiempo no tienes ni el tema del que hablar?✨

🤦‍♀️Créeme, he llegado a perder mañanas enteras intentando escribir sin obtener resultado. En el mejor de los casos, me rendía para no perder el tiempo e intentaba aprovecharlo cambiando de tarea.

❤️Es cierto, sigo teniendo días en los que me bloqueo y no hay forma de escribir absolutamente nada. Soy humana y también cometo errores en mi organización o me afectan temas personales que me impiden concentrarme con normalidad.

⭐️Pero con los tips que hoy quiero compartir contigo, he llegado a ahorrar hasta dos horas de trabajo en cada uno de los post que he planificado.

1️⃣ Ten siempre a mano una fuente de inspiración

Usa una libreta, una app, o graba notas de audio, lo que sea. Pero ten siempre a mano una lista copiosa de ideas que te sirva para inspirarte cuando te pongas a escribir. 
Siempre será más sencillo escoger un tema que se ajuste al momento en el que te encuentras que empezar desde cero.

2️⃣ Deja el título definitivo para el final

Puedes poner un título provisional, pero relájate. Una vez hayas escrito el texto, te será más sencillo encontrar las palabras que mejor definan el contenido que has compartido y la fórmula impactante necesaria para captar la atención de tu público.

3️⃣ Anota las ideas principales antes de empezar.

Para ello, haz un esquema que incluya estos tres puntos:
⭐️Planteamiento que conecte con tu lector
⭐️Paso a paso de la información que quieres compartir.
⭐️Definición de la acción que quieres que realice una vez haya leído tu texto.

4️⃣ Escribe sin mirar atrás
Escribe sin analizar profundamente las frases que construyes o las palabras que usas. Plasma las ideas que quieres transmitir como te pasen por la cabeza. Luego ya tendrás la oportunidad de reestructurar, cambiar expresiones o buscar sinónimos para hacer el texto más comprensible, ameno y ligero.

5️⃣ Dale el toque maestro.
Antes de finiquitar un post, revisa los tips de copywriting que te permitan encandilar a tus lectores y que se conviertan en fieles seguidores. Algunos de estos tips son:

➡️Presenta parte de la información en viñetas
➡️Divide un párrafo largo en dos para facilitar la lectura. 
➡️Evita la acumulación de adjetivos y da preferencia a los verbos.
➡️Usa la primera persona del singular.
➡️Crea una historia personal que conecte 
➡️Revisa la llamada a la acción

👉Este es parte del sistema que yo uso para escribir. Estoy deseando saber si a ti también te funciona. Pon en práctica estas ideas y cuéntame, estaré encantada de leerte.

Laia Simón Martín co-directora de www.emprendiendomanoconmano.com