Planifica 2020: el año de tus sueños

Hemos dejado atrás 2019 y comenzamos 2020 cargadas de ilusión y nuevos objetivos.

Si estás deseando hacer de 2020 el año de tus sueños como emprendedora, te invitamos a escuchar el podcast o ver el vídeo en el que te ayudamos a planificar el nuevo año.

Puedes escuchar el podcast aquí:

Si prefieres ver el vídeo, puedes hacerlo aquí mismo:

¿Estás interesada en que Laia Simón Martín y Mayte F. Lurbe te acompañemos en el proceso de hacer tu negocio rentable y poder vivir de los ingresos que generes a través de él?

Te invitamos a unirte al MENTORING EMPRENDIENDO MANO CON MANO. Pincha en el botón de abajo para acceder a toda la información.

Las 3 dificultades más frecuentes a la hora de planificar y cómo superarlas.

Estás delante de tu agenda, tu planificador mensual y puede que hasta tengas abierto Google Calendar en la pantalla de tu ordenador.

Te has decidido a tomar acción porque el 2020 va ser tu año, ya no vas a volver a improvisar, tendrás un plan de acción definido para conseguir tus objetivos.

De repente te das cuenta de que no sabes qué apuntar primero, ni en qué orden ni cómo utilizar correctamente todo aquello.

Puede que decidas volver a guardarlo todo y seguir viviendo apagando fuegos como hasta ahora (total, de una manera u otra siempre has salido airosa), o puede que hayas decidido poner fin al caos y tener bien definidas las acciones que te permitirán lograr tus objetivos.

Si has optado por la segunda opción, casi seguro que te has encontrado con estas tres dificultades:

1.- No saber utilizar eficazmente la agenda

Hacer un uso eficaz de la agenda no es solo ir apuntando cosas a lo loco.

La mayor dificultad con la que te encuentras es que no sabes qué apuntar ni cómo. Mi consejo es que lo apuntes todo.

Empieza por apuntar todas las citas personales:

  • consultas médicas
  • clases extraescolares
  • quedadas con amigas
  • peluquería, manicura, spa

Después apunta las citas profesionales:

  • citas con clientes
  • formaciones

Apunta los eventos de tiempo libre y las vacaciones:

Descansar es importante. Hacer vida social, también.

2.- No saber fijar objetivos

Los objetivos no son deseos que pueden ser algo indefinido.

Márcate objetivos definidos, muy precisos y medibles tanto en cantidad como en tiempo.

Cuando tengas tu objetivo principal definido, divídelo en metas más pequeñas y apunta en qué fechas vas a conseguirlas.

3.- Ir al revés.

Se planifica partiendo del objetivo y llegando hasta el punto de partida.

Esto es como cuando preparas un viaje: tienes que saber dónde está el destino para decidir qué paradas vas a realizar y por qué medios vas a llegar.

Planificar tu campaña de ventas o tu próximo lanzamiento, es lo mismo.

No abandones justo ahora

Una de las mayores ventajas de participar en el Mentoring Emprendiendo Mano con Mano es el acompañamiento y el sostén que proporciona el grupo.

Como emprendedora pasas mucho tiempo sola frente al ordenador, realizando un trabajo que la mayoría de la gente no entiende (ni si quiera tu entorno más cercano) Así es difícil encontrar apoyo.

Has tenido momentos de bajón total en los que quieres dejarlo todo, cerrar el chiringuito y volver a ese trabajo aburrido por cuenta ajena que te generaba ingresos todos los meses. Nosotras también hemos pasado por esto.

Has sentido la frustración de no conseguir generar ingresos suficientes con tu negocio, lo que te ha llevado a querer tirar la toalla y abandonar tu proyecto.

Nosotras estamos aquí para ayudarte a retomar el foco y superar los bloqueos que te impiden tener un negocio rentable.

  • Obtendrás el apoyo y la guía de dos emprendedoras experimentadas.
  • Ahorrarás tiempo con consultas que van directas al grano en lo que necesitas a cada momento.
  • Aprenderás a planificar y organizar las tareas necesarias de tu emprendimiento.
  • Identificarás y programarás las acciones necesarias que te permitan tener lavisibilidad y alcance necesarios para lograr tu objetivo de ventas.
  • Profundizarás en tu negocio sacándole el máximo partido.
  • Obtendrás ideas y visiones nuevas que te ayuden a generar productos y servicios que no has vendido hasta ahora.
  • Sabrás identificar y describir con todo lujo de detalles a tu cliente ideal para que la articulación del mensaje sea más clara, definida y puedas conectar con las personas que realmente tienen interés en comprarte.
  • Aprenderás estrategias de marketing que te permitan alcanzar tus objetivos de ventas.
  • Crearás mensajes de venta con la información necesaria para que tu cliente ideal comprenda con facilidad porque debe comprarte a ti.

Únete a nosotras y a las participantes del mentoring emprendiendo manocon mano pinchando en el botón de abajo.

No te aseguramos un futuro brillante

“Te aseguro un futuro brillante.

Tú no vas a tener que hacer absolutamente nada, yo me encargaré de todo. Solo tienes que hacer lo que yo te diga.

Resultado 100% garantizado”

El sábado por la noche a mi hija mayor se le ocurrió esto y no hacía más que reírse mientras nos lo contaba a sus hermanos, su padre y a mí.

Nos había oído hablar, a mi querida Lola y a mí, de la gente que se dedica a vender infoproductos (talleres, cursos, formaciones, mentorías….) por unos precios elevados, asegurando el éxito sin necesidad de tomar ninguna acción más que pagar.

Bien sabe mi hija las horas que paso trabajando, y las que he pasado durante estos casi 6 años que llevo emprendiendo online. Ella conoce bien lo que supone poner en marcha y mantener un negocio exitoso, y solo tiene 12 años. ¿Tú también lo sabes o aun no eres consciente de ello?

Resulta que lo que mi hija estaba vendiéndonos con su anuncio era totalmente cierto, te aseguraba un futuro brillante sin necesidad de mover ni un dedo. Nada más y nada menos que se trataba de echarte por la cabeza un bote entero de purpurina (¡¡con lo que cuesta quitársela de encima!!). De ahí venían sus risas y las nuestras cuando nos lo explicó.

Desde Emprendiendo Mano con Mano no te garantizamos 100% un futuro brillante. Lo que sí te aseguramos es que si estás decidida a que tu negocio online funcione, vas a tener que trabajar, mucho y a veces muy duro, pero puedes hacerlo acompañada y apoyada por nostras, por nuestra experiencia y nuestros conocimientos.

Nos vas a tener a tu lado guiándote y aconsejándote en los pasos a dar para mantener y estabilizar tu propio negocio.

Únete a nosotras y al resto de las participantes en el Mentoring de Emprendiendo mano con Mano para trabajar junto a mujeres emprendedoras realmente comprometidas con ellas mismas, con sus negocios y con vivir de ellos.

Nos reunimos online, en una sesión grupal, el primer martes de cada mes para que nos cuentes en qué necesitas que te ayudemos, y nosotras te damos los pasos a seguir. El resto del tiempo estamos en contacto a través de nuestro grupo privado de Telegram, que es muy activo, y donde puedes consultarnos todas tus dudas y pedirnos consejo. Si te unes a la opción VIP disfrutarás de una sesión personal de 60 minutos de duración cada mes, para que nos enfoquemos en tu proyecto y en el plan a seguir para conseguir tu próximo objetivo.

Pincha ahora en el botón de abajo y únete a nosotras.

3 errores que deberías evitar a la hora de poner precios

Ya tienes el esquema de tu nueva formación, los módulos, las fechas de las clases y además ya sabes los bonos que vas a incluir. Puede que hasta tengas diseñada la página de ventas. Solo te falta poner precio a tu nuevo producto.

Es aquí donde te atascas porque no quieres que a tu clienta le parezca caro, pero tampoco quieres perder dinero (oye, que has trabajado mucho para poder crearlo y eso merece compensación económica).

Hoy te quiero hablar sobre 3 errores muy frecuentes que debes evitar al poner precios:

1,- Cobrar demasiado barato.

No cubrirás tus gastos. Solo por eso, ya no debes de tirar tus precios por los suelos.

Estás pensando que si tu público ve un precio bajo correrá en masa a comprarte. La realidad es que primero dudará de la calidad lo que estás ofreciendo. La asociación mental es la siguiente: precio bajo = calidad baja.

Al generar esta duda, tu clienta potencial marchará en busca de otro producto que cumpla con la calidad que espera.

2,- Cobrar demasiado caro.

Los precios desorbitados son para los productos de lujo, pero lujo verdadero.

Está muy de moda vender “alto valor” a precios de 4 cifras. No caigas en la trampa.

El valor de tu producto lo debe percibir tu cliente. Si vas a pedir una inversión muy elevada, tu producto debe cumplir y superar las expectativas de tu cliente. Sé honesta. Si esto no se cumple, perderás a la clienta y te hará críticas perjudiciales.

3,- No hacer cálculos.

Enfrentarte a los números a veces te supone un bloqueo pero si quieres poner un precio justo, necesitas sacar la calculadora.

Calcula cuanto tiempo has invertido en la creación, y cuanto tiempo invertirás en la entrega (clases en directo, sesiones personales, etc.) Luego fija el margen de beneficio razonable que quieres ganar.

¿Sigues teniendo problemas para poner precios a tus productos y/o servicios? En el mentoring Emprendiendo Mano con Mano te vamos a ayudar a encontrar el precio que te permita generar beneficios teniendo en cuenta las horas de trabajo reales invertidas en producirlos.

Consigue una de las plazas disponibles y únete a un grupo de emprendedoras igual de comprometidas con el éxito de sus propios negocios que tú.

Crea tu red de networking y entra a formar parte de nuestra tribu.

Tendrás nuestro apoyo diario desde el grupo privado de Telegram, además de una sesión grupal en directo al mes.

Si tu compromiso es aun mayor, únete a la opción VIP y además tendrás apoyo personalizado en una sesión personal mensual en la que disfrutarás de más tiempo extra para que nos enfoquemos en ayudarte a avanzar con tu negocio online.

Pincha en el botón para acceder a toda la información y reservar tu plaza ahora mismo.

Te esperamos.

¿Qué preguntas haces a tu cliente ideal?

Cuando aterrizas en una página de ventas y lo primero que te encuentras son 5 ó 6 preguntas a las que contestas “sí” , sientes que la persona que las ha escrito conoce perfectamente qué deseas resolver. ¿Te sucede esto?

Al leer estas preguntas te sientes totalmente comprendida, te identificas con la situación que te plantea, y necesitas continuar leyendo para saber cuál será la solución.

A veces te cuesta formular estas preguntas en tus propias páginas de venta para captar la atención de tu clienta potencial. Cuando te quedes atascada ahí, piensa cómo te sentías tú misma cuando todavía no conocías la solución que vas a ofrecer, y haz una lista con esto:

  • Qué te preocupaba
  • Cómo te sentías
  • Qué te decía la gente de tu alrededor al respecto
  • Qué habías probado y no te había servido
  • Qué te impedía encontrar la solución
  • Qué cosas no estabas dispuesta a hacer
  • Qué cosas sí estabas dispuesta a hacer

Al responder a este listado te acabas de meter en la piel de tu clienta potencial. Ahora ya puedes formular las preguntas a las que contestará:


Sí, justo me siento así ahora mismo y quiero saber qué hacer para arreglarlo

Para estar segura de que estas preguntas consiguen el efecto deseado, pide a una compañera de confianza que las lea y te dé su opinión.

A nosotras, en el mentoring Emprendiendo mano con Mano, nos encanta hacer esta revisión de tus textos para páginas de ventas. Además te ayudaremos con el diseño y la estructura para que sean atractivas y conviertan las visitas en ventas.

Durante este mes hemos abierto 5 plazas en el memtoring, ¿quieres entrar?

Nos reunimos el primer martes de cada mes en una sesión grupal en la que te ayudaremos con lo que necesites mejorar en tu negocio online.

Tienes nuestro grupo privado de Telegram en el que puedes hacer todas las preguntas que quieras y nosotras te responderemos. Allí es donde creamos tribu porque es nuestro espacio de interacción diaria.

Si te animas a entrar en la opción VIP disfrutarás de una sesión personal al mes en la que nos enfocaremos en tu próximo paso a dar para hacer crecer tu negocio.

Pincha en el botón para acceder a toda la información y reservar tu plaza ahora mismo.

Te esperamos.

¿Adaptas tu Elevator Pitch a cada contexto?

No es el mismo dirigirte a una persona que quiere hacer un taller sobre un tema que tú dominas que otra que busca tu acompañamiento personalizado.

No es lo mismo dirigirte a una persona que puede estar interesada en una de tus formaciones que a otra que podría contratarte para dar una conferencia. 

El Elevator Pitch es un discurso dinámico que se adapta a cada contexto. La clave de su éxito rige en que, antes de ponerlo en práctica, tengas en cuenta a tu interlocutor.


Porque, ¿venderías la misma pieza de ropa a todas las personas que entran en tu tienda?  

Si deseas que un cliente se lleve una pieza de ropa, antes de nada deberías conocer cuáles son sus necesidades. De esta forma, te aseguras ofrecerles justo lo que esa persona está buscando. 

Para ello es necesario generar un diálogo con tu cliente. Una conversación en la que sea él el protagonista, puedas mostrar empatía hacia su problema y perciba que tú eres esa persona que le va a mostrar una solución atractiva. 

Y, claro, todo ello con total naturalidad sin parecer que has memorizado una serie de frases que sueltas ante alguien como si fueras un robot. 

¿Cuál es la clave para conseguirlo?

Interiorizar tu discurso, que no memorizarlo. Aunque es cierto que, para empezar, la memoria va a jugar un papel fundamental. Te cuento. 

Se trata de tener en cuenta cuál es la información básica que debe contener tu Elevator Pitch. Aquello que va a hacer que en la mente de tu interlocutor se cree una imagen de quién eres, qué problema solucionas y cómo ayudas a tus clientes. 

A partir de esa base, se trata de practicar y practicar para que las palabras fluyan. 

Pues quiero decirte que puedes en tan solo 5 pasos que descubrirás del 14 al 18 de octubre en el reto “5 + 2 pasos para crear tu Elevator Pitch perfecto”. 

Durante estos días compartiremos las claves para diseñar un texto que llame la atención de tu potencial cliente con un mensaje que describa con claridad y precisión qué haces y por qué tú eres la persona indicada para que te compren.

Además, el próximo 22 de octubre a las 22:00, daremos un webinar gratuito en el que hablaremos de esas 5 claves y 2 más que le darán el punto final a un Elevator Pitch perfecto para ti. 

Apúntate ahora pinchando aquí:

👇

https://links.emprendiendomanoconmano.com/retoelevatorpitch

¿En verano baja la facturación?

Pues depende de qué trate tu negocio online, y depende de dónde esté tu público.

Me explico:

Si te dedicas a temas de educación puede que tus clientas no estén pensando en invertir en formaciones ahora mismo.

Si eres asistente virtual, el verano es época de pico de trabajo porque todas las emprendedoras queremos poner a punto nuestros negocios para el último cuatrimestre del año.

Otro factor a tener en cuenta es el siguiente:

Si estás en el hemisferio Norte, ahora mismo es verano y la gente está pensando en las vacaciones y el descanso. Mientras que en hemisferio Sur acaban de entrar en el invierno, y allí están activas con sus negocios online.

Como ves, la localización de tus clientas sí es importante.

Es verdad que hay ciertas épocas del año en las que cuesta más vender, por eso es interesante saber cuándo está más dispuesta a comprar tu clienta ideal.

Tener tu calendario de lanzamientos es una herramienta estupenda para poder planificar tus finanzas.

Este verano puedes aprovechar para confeccionar tu calendario de lanzamientos.

Piensa qué productos / servicios vas a ofrecer a lo largo del próximo curso escolar teniendo en cuenta que hay 3 períodos de ventas más bajas:

  • Navidad
  • Semana Santa
  • Vacaciones de verano

¿Ya tienes tu calendario, agenda y/o planificador listo?

Mayte F. Lurbe

codirectora de www.emprendiendomanoconmano.com

Guía básica para interpretar las estadísticas de Google Analytics

A tu web llegan usuarios para leer un post, descargarse un lead magnet o a consultar la página de ventas de tu nuevo lanzamiento, por ejemplo.

Esta información queda registrada en Google Analytics cuando tienes integrada tu web a esta plataforma gratuita que te proporciona Google.

Tener a tu alcance estos datos te permite conocer a tu público con detalle y, sobre todo, saber cómo se comporta cuando llega a tu web. Así que, antes de continuar, si no tienes enlazado tu sitio a una cuenta de Analytics, te invito a que des este primer paso

Los datos que recopila Analytics te permiten, entre otras cosas:

  • Conocer los intereses de tu público.
  • Saber en qué lugar de la web pasan más tiempo.
  • Descubrir qué les hace abandonar tu web.
  • Dónde pinchan para suscribirse.

Sin embargo, para conocer esta información, es necesario saber interpretar el contenido que proporciona Google Analytics. Y en este post, te mostraré cómo dar los primeros paso.  

Para empezar, analizaré la información que encontrarás en el apartado “Audiencia-Visión general” que hay en el menú de la izquierda de la página de Google Analytics.

Las sesiones

Se contabiliza como sesión la interacción o el conjunto de interacciones que realiza un usuario desde que entra hasta que abandona tu web. Te interesa que este dato siempre crezca.

Además, Google puede identificar el tanto por ciento de personas que repiten experiencia en tu web y te lo muestra en el gráfico circular que encontrarás en esta página.

Aumentar el público nuevo significa que estás mejorando tu alcance. Sin embargo, aún es más interesante que esas personas vuelvan a tu web. Así que, de no tener un retorno de visitantes elevado, te va a tocar investigar cuál es el motivo por el que no quieren regresar.

Duración media de las sesiones

Analytics también calcula una duración media de estas sesiones. Es decir, cuánto tiempo se pasa el usuario interaccionando por dentro de tu web.

Resulta obvio afirmar que, cuanta más alta sea la duración media de una sesión, mejor que mejor. Eso significa que, una vez dentro, el usuario lee, cambia de página, investiga… Y eso te interesa.

Pero, atención. La duración de una sesión se contabiliza cuando el usuario realiza alguna acción. Así que, si una persona entra, lee un post durante 5’ y se va, Google Analytics no contabiliza ese tiempo. De hecho, lo que hace es incluir esa información dentro de la tasa de rebote.

La tasa de rebote

Es el dato que te permite conocer qué tanto por ciento de las personas que llegan a tu web no interaccionan. Cuanto más alta, menos acciones realiza nuestro público. Una tasa de rebote elevada puede ser debida, entre otras cosas,  al tipo de contenido que compartimos o a que no tenemos una llamada a la acción que invite al usuario a moverse por nuestra web.

Una vez que el usuario está dentro de tu web, necesitas saber qué es lo que hace cuando interacciona en ella. Esta información la encontrarás en el apartado “Comportamiento”, situado también en el menú lateral de Google Analytics.

Comportamiento del usuario dentro de tu web

En la visión general de este apartado, obtendrás un listado de las páginas con más visitas. Este dato te ayuda a conocer qué contenido genera mayor interés.

Al mismo tiempo, si pinchas en cada una de esas páginas, tendrás información detallada sobre ellas, de la cual te interesa conocer:

  • El número de veces que se ha visitado esa página.
  • El tiempo medio que el usuario ha invertido en leerla.
  • La tasa de rebote (que ya he explicado antes)
  • La tasa de salida.

Este último dato es interesante porque te indica si esa página es la que provoca que el usuario abandone tu web. Un tasa de salida elevada significa que hay algo que lo invita a marcharse, ya sea, por ejemplo, el contenido que hay en ella o que no contiene una llamada a la acción clara que invite a continuar.

Y para terminar, decirte que me parece básico conocer también el movimiento que realiza el usuario antes y después de visitar una página determinada. Para conocer esta información de forma general, puedes consultar la pestaña “flujo de comportamiento”. En ella encontrarás un diagrama que, de forma visual, te indica la secuencia de interacciones que realiza el usuario. Es decir, sabrás a dónde se dirige cuando aterriza, por ejemplo,  a una página de ventas o a un post de tu blog.

Probablemente te resulte abrumadora toda la información que proporciona Google Analytics si no estás familiarizada con ella. De hecho, es posible que entres y salgas corriendo o bien que te quedes inmersa en datos difíciles de comprender e interpretar.

Así que, si me lo permites, voy a darte un consejo.

Empieza, únicamente, por los datos básicos que he compartido en este post. Poco a poco, dominarás su interpretación y podrás añadir más información que te ayude a conocer las características y el comportamiento de los usuarios de tu web.

Una vez empieces a interpretar los datos que recopiles anota tus conclusiones. Y si lo deseas, puedes enviarme un mail a emprendiendomanoconmano@gmail.com contándome tus dudas y experiencia.

Laia Simón Martín, Co-directora en Emprendiendo Mano con Mano

Más vale hecho que perfecto

Apunta esta frase en un lugar donde puedas verla bien:

Más vale hecho que perfecto.

Cuando te lanzas a emprender comienzas a fijarte en:

  • páginas web de otras emprendedoras que llevan más tiempo
  • fanpages de Facebook
  • feeds de Instagram
  • tableros de Pinterest
  • grupos de WhatsApp y/o Telegram
  • canales y listas de difusión de Telegram y/o WhatsApp
  • etc

Estás empezando con tu proyecto y quieres tenerlo todo igual de bonito, y bien hecho, pero se te van las horas trabajando y nunca está perfecto y listo para sacarlo a la luz.

Respira, relájate y deja de agobiarte.

Aunque no lo creas, todas esas emprendedoras que sigues comenzaron con lo primero que tenían a su alcance y te aseguro que muchas ni si quiera disponían de una web, y su presupuesto era realmente ajustado.

Si estás dispuesta a emprender, si tienes claro que quieres sacar adelante tu negocio online, empieza hoy mismo con las herramientas que tengas a tu disposición.

Puedes comenzar a utilizar de forma gratuita:

Lo mas importante para que tu proyecto crezca ahora mismo, es crear contenido de calidad y trabajar en tu visibilidad para darte a conocer.

  • Escribe posts interesantes en las redes sociales
  • Comparte vídeos en directo y/o grabados en las redes sociales
  • Sube audios a tu canal de podcast
  • Escribe posts en tu blog
  • Comparte tus posts en tus grupos y canales de Telegram y/o WhatsApp

De verdad que no importa mucho si tu imagen corporativa es perfecta ahora mismo.

La gente está esperando a conocerte y saber en qué puedes ayudarles.

Lánzate ahora mismo con lo que tengas, porque la perfección no se alcanza jamás.

Mayte F. Lurbe codirectora de www.emprendiendomanoconmano.com